<%@LANGUAGE="VBSCRIPT" CODEPAGE="1252"%> cartas de amor - enero - amor poesias mi primer beso


   
Febrero 2010
   
   
Abril 2009
   
Las mejores canciones de amor
   
Mayo 2008
   
Enero 2007
   
Enero 2006
   
Febrero 2006
   

Aconsejo escuchar la siguiente música (The Doors) mientras se lee las cartas.

En el siguiente orden, no hace falta todas…

1 .Blue sunday (Backstage and dangerous: The private rehearsal disc 1)
2 .Orange County Suite (Essential Rarities).
3. The End(BO The Doors)
4. A Feast Of Friends (An American Prayer)
5. The Severed Gardan (BO The Doors)
6. Riders On The Storm (BO The Doors)
7. I Will never be untrue (Backstage and dangerous: The private rehearsal disc 1)
8. The Crystal Ship (Electra)
9. Texas Radio & The Big Beat (Alive She Cried)
10. Summer's Almost Gun (Waiting For The Sun)

EL PRIMER BESO.



Querida Amiga:

Cuanto tiempo hace que no sé nada de ti, el tiempo pasa y mis recuerdos son más grandes y duraderos.

Me acuerdo por ejemplo del primer beso, no sé si tu te acuerdas, creo que sí, fue en tu coche, recuerdas, fue sobre las once de la noche, en medio del bosque, te acuerdas de la luna llena, como tus ojos y temblorosa como mis piernas. Con la radio puesta y tu cinta de tu cantante favorito, no te lo digo, ya que espero que te acuerdes de ese instante que tus labios rozaron los míos, me acuerdo hasta del instante, que dijo “no olvidaré esos ojos negros”, te acuerdas…

No recuerdo nada más que cerré los ojos, y tus labios húmedos empañaron los cristales de tu ventanas, la luna se escondió en ese instante, o quizá fui yo, que perdí la conciencia, ya que fue un dulce y cálido segundo que duró siglos, ya que aún llevo tu perfume en mí.

No sé si esto te hace recordar, creo que no se podrá olvidar el instante después del primer beso, cuando al abrir los ojos, tu aún los tenías cerrados, separé un instante mis labios de los tuyos, la luna volvió a salir queriéndome decir, bésala de nuevo, que yo me oculto, y efectivamente, una nube se puso entre ella y nosotros, y de nuevo volví a besar tu boca llena de sabor a ti, te apreté con toda mis fuerzas y perdimos la conciencia los dos, no recuerdo nada más, bueno no quiero recordar cuanto tiempo pasó, pero aún me tiemblan las piernas.

Sólo te escribo estas líneas para decirte que no sé nada de ti, ya que hace un instante te he dejado sola en la habitación, para escribirte esta carta, que espero que no se abra nunca, ya que son recuerdos, y como tal, se quedan dentro.

Espérame, voy a besarte de nuevo, en nuestra habitación, y la luna detrás de los dos.

Mi PRIMER BESO

Querida Amiga:

Una tarde del mes de agosto, sí fue agosto aunque ya era tarde, la luna sobresalía entre las nubes, el chorro de agua del parque, te acuerdas de él, quería tocarla, me acerqué a ti y sin saber cómo, tus labios estaban ente los míos, no sé si cerré los ojos, no me acuerdo de nada, sólo que el corazón salió en busca de la luna entre el agua del manantial de la fuente..

Fue el instante más precioso que he vivido en mi vida, los he tenido lindos, inolvidables, pero éste fue el instante que la luna quiso tocar tus labios.

Te cuento estas cosas en esta carta, para recordarte que hoy hace un mes de dicho instante, y aún no quiero abrir los ojos, quisiera retenerlo en mi retina y tengo miedo a perderlo, sé que no he dejado de besarte, soy consciente que me has dado aún más, que contaré en la siguiente carta que te envíe, pero, el primer beso, eso no se olvidará nunca.

Gracias por el instante, gracias por tenerte entre mis brazos, y besar la luna, no pisarla, solo eso, un beso.

Deja mis manos libres sobre tu cuerpo,
no me retengas, deja que ellas busquen,
no me las toques, que ellas ya intentan tocar,
besar, acariciarte...

Deja mis manos libres sobre tu cuerpo,
que me he perdido en él,
deja que se pierda y no regrese
que tengamos que ir en busca de ellas,
y si no regresa, nos quedaremos como estamos,
hasta que vengan otras manos amigas
a separarnos.

Querida amiga:

Te he llamado varias veces por teléfono, y no contestas, no sé si es que no quieres contestar o no estás; pero yo estoy llorando, dando vueltas como un pez buscando oxígeno en medio del desierto.

Quizá, y quiero pensar que es la razón, no decirte cuanto te quiero, y piensas que no es así, pero espero, que si esa es la razón, comprendas que ella, después de ti, es lo primero de mi existencia, no sé vivir sin las dos, ella me dio la vida, tu me das razones para seguir, ella me hace volver a la niñez, tú me das tus juguetes de mujer, ella piensa en mi a cada instante, yo pienso cada instante en ti.

No quisiera perder a las dos, ella es parte de mi, tú eres parte de mi, si una de las dos me abandona, que podría hacer yo sin corazón, si la otra parte me deja, que podría hacer sin alma.

Compréndelo, por favor, coge el teléfono y dime que me quieres, no me dejes aquí en medio de la sombra, no podré vivir si tu luz, ella, ya me ha dado su vela y necesito la llama que eres tú.

P.D.

Te estamos esperando los dos, ella, y yo, y ya conoces a tu niña que llevas dentro quiere seguir jugando al amor.

Niña Mujer

Querida Amiga

Hace algún tiempo que no te escribo, no es que no quiera, ni mucho menos que te he olvidado, si tu supieras, que no puedo dar un paso, si pensar en ti…

La razón, de mi tardanza, y es de locos, no tengo sello, para enviar las cartas que te he escrito estos días, creo que son treinta y pico, estoy en medio de la nada, aquí, no hay posibilidad de enviarlas, quizás cuando llegue a la ciudad, si es que no me he perdido y llegue de nuevo aquí, dónde estoy, ya que me es familiar el sitio, creo que estoy dando vueltas por el mismo hace ya varios días, quizás un mes, veo el mismo árbol, la misma carretera, y no veo a nadie, no quiero pensar que me he perdido, por suerte llevo alimentos en la mochila que me regalasteis, y agua en la cantimplora que lleva tu nombre, como me voy a olvidar de ti mujer

Espero que detrás de esas lomas, y creo que voy bien, ya que no las he visto antes, esté la ciudad y allí podré enviarte las cartas que estos días no he podido enviar.

Espérame, quizás llegue yo, antes que ellas, y de nuevo podremos seguir con lo que dejamos…

Creo recordar que te estaba contando un cuento, mientras mis manos, acariciaban las lomas de tu cuerpo.

Las cartas son pétalos que caen de tus ojos mientras nos besamos, los alimentos de mi mochila, es la miel de tus labios y el agua de la cantimplora…
la carretera, la carretera es el camino de tu vientre,
el árbol, el árbol…

recuerdas mujer, esas cartas de amor que te contaba….

 

 

 

Volver Página Principal