Pedro de Felipe del Rey

ESCRITOS DE

PEDRO DE FELIPE DEL REY


LIBROS

- Identification de la petite come de Daniel 8 (Tesina en francés), 1969.
- ¡«El Reino de Dios empezó en 1914 » !, 1974 ( agotado).
 (Obra sobre la Watchtower, que libró a muchos jóvenes testigos de Jehová de ir a la cárcel por negarse a cumplir el servicio militar obligatorio entonces).
- Los testigos de Jehová y las transfusiones de sangre, 1975 (agotado).
- Desde don Pelayo hasta don Juan Carlos I, 1979 (agotado).
- Jesús de Nazaret I (Un personaje histórico), 2000.
- Jesús de Nazaret II (Su Persona y sus obras) 2013.
- Adventismo y Jehovismo, 2002. (Publicado en Internet, se puede bajar gratuitamente).
- Historia de nuestro calendario y de su día de reposo semanal, 2004 (agotado).
- El alma humana ¿mortal o inmortal? (¿Qué hay después de la muerte?, 2006.
- Cronología Sinóptica de la Historia de la Península Ibérica (Todos los reyes y reinas Desde la Prehistoria), 2007.

ARTÍCULOS

Pedro de Felipe del Rey ha publicado artículos desde 1974 en Periódicos y Revistas internacionales, nacionales y locales. Desde 1996 hasta 2010, ha publicado artículos mensualmente (excepto en julio y agosto) en la Revista "Boletín Tricantino". Algunos de ellos son:


Judas Iscariote ( I ) (Su Filosofía acerca de los pobles).

Judas Iscariote (II) (Su arrepentimiento y condena).
Historia de la Inmaculada Concepción.
Historia de las Iimángenes religiosas 1.
Historia de las Iimángenes religiosas 2.
Historia de las Iimángenes religiosas 3.
Historia del dogma de la infalibilidad ponteficia.
Historia de la familia del obispo.
El infierno a examen en el Nuevo Testamento.
Los cálculos del arzobispo Ussher a examen.
El "Documento Q" A examen, 1.
El "Documento Q" A examen, 2.
Pruebas de la resurrección de Jesús, 1.
Pruebas de la resurrección de Jesús, 2.
Cronología de la vida de Cristo.
¿Vino el Apóstol Santiago a España?
Pedro de Felipe del Rey escribe también cuentos, fábulas y poemas; algunos son:
Un sueño.
El padre y madre.
El tabaco y la patata.
La fábula del triángulo.
Los trepas.
Otros temas no publicados (que están en Internet).


Entre los años setenta y noventa del siglo XX, Pedro de Felipe del Rey escribió 28 temas respondiendo a preguntas sobre temas bíblicos.--Se trata de escritos a máquina que nunca fueron publicados por el autor. Tienen el título general de: ESTUDIO BÍBLICO BEREANO (HCH. 17:11) N° 1, etc. Sin contar con el autor para nada y sin ninguna clase de permiso, alguien ha colgado esos escritos en Internet.

Ahora, esos escritos son usados, a veces, de forma tendenciosa, sacando frases de su contexto, etc. Por tanto el autor no reconoce ninguna validez a esos escritos manipulados.


Historia de nuestro calendario y de su día de reposo semanal
©

 

SI CONOCES LAS RESPUESTAS A LAS SIGUIENTES PREGUNTAS, PUEDES AHORRARTE LA LECTURA DE ESTE LIBRO

1º) ¿En qué día del año 753 a. C., entró en vogor nuestro calendario con el nombre de calendario romano?
2º) ¿Cuántos días y cuántos meses tenían los años de ese calendario romano al principio?
3º) ¿Cuántas reformas se hicieron en el calendario romano antes de tomar el nombre de calendario juliano y por qué tomó este nombre?
4º) ¿En qué día y año entró en vigor el calendario juliano?
5º) ¿Por qué hubo un año de 455 días llamado año de la confusión, y qué año fue ése?
6º) ¿Cuándo se empezaron a contar los años desde el día uno de enero?
7º) ¿En qué consistió la reforma hecha por el emperador Augusto en el calendario juliano?
8º) ¿Quién introdujo la semana con un día de reposo y en qué fecha en el calendario juliano?
9º) ¿Quién, y cuándo, empezó a contar los años desde el nacimiento de Cristo hacia atrás y hacia delante ?
10º) ¿Hubo, o no, un año cero entonces?
11º) ¿Por qué el calendario juliano pasó a llamarse calendario gregoriano?
12º) ¿En qué día entró en vigor el calendario gregoriano?
13º) ¿Por qué se suprimieron diez días al mes de octubre del año 1582 y dónde fueron a parar esos diez días?
14º) ¿Cada cuántos años hay que suprimir un día en el calendario gregoriano para que el equinocio de primavera se mantenga en torno al día 21 de marzo?
15º) ¿Cuándo y quién cambió el día de reposo semanal desde el sábado al domingo?
16º) ¿Coincide el domingo actual con el domingo de la resurreción de Jesús o se ha desplazado a otro día al hacerse alguna de las reformas realizadas en nuestro calendario?
17º) ¿En qué consiste la nueva semana inventada por la RAE en la edición del DRAE del año 2001?

 

LAS RESPUESTAS ESTÁ AHÍ DENTRO

Dedicatoria:

A mi esposa Pepita

INTRODUCCIÓN

En nuestro Calendario, llamado Gregoriano, hallamos los días ordenados en grupos de diferente duración: años, meses y semanas, y, en la semana, vemos que el día primero, llamado domingo, es el día oficial de reposo (véase el Apéndice 4).

Por otra parte, observamos que nuestro Calendario ya lleva contabilizados más de dos mil años desde el nacimiento de Cristo.
Ante estas evidencias, podemos preguntarnos: ¿Cómo era todo esto antes de esos dos mil años? ¿Tuvo el año siempre 365 días y doce meses? ¿Cuándo y dónde se originó la semana? ¿Desde cuándo existe el domingo como día de reposo? ¿Qué reformas ha habido en nuestro Calendario a lo largo de su historia y cómo han afectado éstas al día de reposo? Es decir, nuestro día de reposo, ¿ha sido siempre el mismo, o ha sido alterado por haber variado el ritmo de los siete días de la semana a causa de alguna reforma de nuestro Calendario?
Todas estas preguntas, y otras similares que puedan estar en la mente de quien se interese en estos temas, serán contestadas en el presente trabajo.

El lector podrá apreciar que ese pequeñísimo calendario de cartulina, que todos solemos llevar en la cartera, ha tenido una elaboración de 2.335 años (753 de a. C. más 1.582 hasta la reforma gregoriana), y han trabajado en él muchas personas de alta cualificación, las cuales han conseguido que nuestro Calendario roce la perfección.

Ahora, en nuestra sociedad, todos usamos este Calendario; todas nuestras actividades están programadas sobre él: el año laboral con sus fiestas, el año judicial, el año religioso, el año escolar, nuestras vacaciones, etc.; ¿qué haríamos si, de pronto, al despertarnos un día, este Calendario hubiera desaparecido? El desorden sería total.

Todo esto nos muestra la gran importancia que tiene nuestro Calendario. Por tanto, el conocimiento de él, el saber cómo se originó y cómo evolucionó hasta llegar a lo que es hoy, constituye un importante factor de cultura.

 

Capítulo primero

EL PRIMITIVO CALENDARIO ROMANO

1) Los pueblos antiguos solían contar los años con referencia al reinado de cada uno de sus reyes. Por ejemplo, tenía lugar una batalla entre dos países que se hallaban en guerra (A y B); los cronistas del país A escribían que dicha batalla tuvo lugar en el año 2° del reinado de su rey Astrasesuto VI, mientras que los historiadores del país B consignaban que esa misma batalla acaeció en el año 8° del reinado de su rey Besinato II. Así, cada vez que empezaba a reinar un nuevo rey, se empezaba a contar el tiempo; es decir, se comenzaba a contar los años. Esto fue así en Babilonia, Asiria, Israel, Judá, Persia, etc.


2) He aquí unos ejemplos tomados de la realidad:

"El año cuarto del rey Ezequías, que era el año séptimo de Oseas, hijo de Ela, rey de Israel, Salmanasar, rey de Asiria, subió contra Samaria y la asedió. La tomó al cabo de tres años; el año sexto de Ezequías, que era el año noveno de Oseas, rey de Israel, fue tomada Samaria." (2 Reyes 18:9-10). (1/449, véase el comienzo de la Bibliografía).

3) Los romanos empezaron a contar los años de una manera diferente; ellos fechaban los acontecimientos con relación a los años transcurridos desde la fundación de la ciudad de Roma (a. u. c.), que, según el historiador romano Marco Terencio Barrón (116-27 a. C.) y la opinión más general, tuvo lugar el día 21 de abril del año tercero de la sexta Olimpiada del calendario griego (= año 753 a. C.), día en que los romanos celebraban la fiesta de las Palilias en honor de la diosa Pales, para conmemorar la fundación de la ciudad de Roma; entonces empezó el calendario romano y la Era de Roma (2/tomo 16, p. 479, y tomo 41, p. 330).

4) Ese primitivo calendario romano fue el germen de nuestro Calendario; porque, después de sufrir una serie de reformas a lo largo de su historia, la última lo transformó en nuestro Calendario, llamado gregoriano, por ser el papa Gregorio XIII el ejecutor de esa última reforma (hablaremos de ella en su lugar correspondiente).

5) En el primitivo calendario romano, el año tenía 304 días distribuidos
en diez meses, de la forma siguiente:

Capítulo II


LAS REFORMAS DEL CALENDARIO ROMANO


A) Primeras reformas por Numa.

1) Es evidente que ese calendario, con un año de 304 días, no podía servir para celebrar las fiestas religiosas romanas ligadas a las cuatro estaciones del año (aunque, para evitar el desvío de éstas, se agregaba un número indeterminado de días); por lo que pronto sufrió las dos primeras reformas en tiempos del "legendario" Numa Pompelius (717-673 a. C.). La primera reforma consistió en agregar dos meses a los diez anteriores: Januarius, que se colocó delante de Martius, y Februarius, que se situó detrás de December; entonces resultó un año de 354 días, y, como a los dioses romanos les desagradaba el número par, se hicieron todos los meses impares, de la forma siguiente:

Meses
Días
Meses
Días
1) Januarius
29
7)Sextilis
29
2) Martius
31
8) September
29
3) Aprilis
29
9) October
31
4) Maius
31
10) November
29
5) Junius
29
11) December
29
6) Quintilis
31
12) Februarius
27

Total 354
(Ib.) y (3/69)


2) Ahora, los dioses estaban contentos por tener todos los meses un número de días impar; pero les desagradaba que el año tuviera un número par de días; por lo que quisieron que el año tuviera también un número de días impar; con esto se metieron en un dilema, que puso de manifiesto su ignorancia "divina"; ya que, para que el número de días del año fuera impar, deberían añadir un día a un mes, el cual tendría entonces un número de días par; así que, a pesar de ser dioses, no pudieron satisfacer sus deseos, y se vieron obligados a elegir entre tener un número de días par en el año o en un mes; por lo que optaron en agregar un día al mes más corto; de esta forma, Februarius llegó a tener 28 días, y el año, 355 (Ib.).

3)mantener las fiestas en relación con las cuatro estaciones del año en sus lugares correspondientes; por tanto, el mismo Numa realizó la segunda reforma: para adaptar el año a las cuatro estaciones, se agregaría un mes cada dos años. Ese mes se llamó Mercedinus, y tenía un número de días alterno entre 22 y 23; 22 días, un año; y 23, al año siguiente. El Mercedinus se intercalaba entre los días 23 y 24 de Februarius; cuando acababan esos días de Mercedinus, se contaban los días restantes de Februarius (3/71). Con este galimatías numeniano, el año tenía una media de 366,25 días; un día de más aproximadamente; lo cual llevó el calendario a la siguiente reforma (2/tomo 10, p. 709).


B) Reforma de los decenviros:

1) En el año 450 a. C., los decenviros (diez magistrados, que formaban un tribunal con plenos poderes) decidieron que, en cada tercer período de ocho años (cada 24 años), en vez de intercalar los cuatro meses correspondientes de 22 ó 23 días, se intercalaran sólo tres meses de 22 días. Así se suprimían: 2 días de los dos meses de 23 días que correspondían a esos ocho años, más un mes de 22 días; en total los 24 días que se contaban de más en dicho período de 24 años. El año quedó entonces con un promedio de 365,25 días (Ib.).

2) Ahora bien, los encargados de mantener el año dentro de esos límites
llegaron a alterar el número de los días por intereses partidistas, como vamos a ver a continuación.

C) Deformación del año por los pontífices:

1) Se atribuye a Numa la creación del Pontificado Máximo con autoridad
sobre todos los cultos religiosos públicos y privados en Roma (2/tomo 46, pp. 343-344). En el año 123 a. C., llega, al Pontificado Máximo, Publio Mucio Escévola, famoso jurisconsulto; su yerno, M. Acilio Gabrio, que fue tribuno de la plebe en los años 123 y 122 a. C., dio una ley, mediante la cual se concedió, a los pontífices, la facultad de dar al mes Mercedinus el número de días necesario para conservar las fechas del año, en relación con las cuatro estaciones, en sus lugares correspondientes; es decir, el yerno dio ese poder a su suegro, y éste aprovechó este poder para favorecer a su yerno, lo cual sería la norma a partir de ese momento, con el consiguiente perjuicio para el
calendario (2/tomo 2, p. 238, y tomo 20, p. 707):

"Los pontífices eran los encargados por la ley de M. Acilio Gabrio, de dar al mes mercedonio el número de días necesarios para asegurar la concordancia del año civil con el año verdadero. Mas lo hacían arbitrariamente, asignándole los días que a sus propios intereses o a los de sus amigos conviniera para elecciones o magistraturas, hasta el punto de que en tiempo de Julio César el equinoccio civil difería del astronómico en 3 meses, y por lo tanto los meses de invierno correspondían al otoño y éstos al estío." (2/tomo 10, p. 709).

"En aquel tiempo, reinaba en Roma un desorden extraordinario en la cuenta de los días. Los Pontífices, a los que el derecho de intervenir según su voluntad en la duración de ciertos períodos les había sido imprudentemente conferido, hacían del calendario un medio de corrupción y de fraude. Provistos de un poder discrecional, prolongaban la magistratura de sus amigos, abreviaban la de sus enemigos, adelantando o atrasando los vencimientos, permitían a los
arrendatarios del fisco obtener rápidos beneficios o los llevaban a la quiebra.

"Con estos abusos, se llegó a celebrar en la primavera las fiestas de otoño y la recolección en pleno invierno." (3/25).

2) Es evidente que los intereses de los pontífices llegaron a ser más
perjudiciales, para el calendario, que la ignorancia de los dioses numinianos,
y una nueva reforma a fondo era necesaria, para ajustar de nuevo el calendario a las cuatro estaciones, y esto es lo que hizo Julio César, como vamos a ver a continuación.

D) Reforma de Julio César:

1) Julio César, habiendo llegado a ser Sumo Pontífice en el año 691 de Roma, realizó la reforma del calendario romano en el año 708 de Roma (año 46 a. C.), ayudado por el astrónomo griego Sosígenes, que vivía en Alejandría (2/tomo 46, p. 316) y (3/25).

2) Para corregir el desorden existente en el calendario y poner "el equinoccio vernal en el 25 de Marzo como en los tiempos de Numa", agregó, a los doce meses de ese año, otros tres meses más: el Mercedinus de 23 días (que correspondía a ese año) más un mes de 33 días y otro de 34; en total 90 días de aumento, con lo cual ese año tuvo 455 días, y es conocido como el "año de confusión"; esos dos meses de aumento fueron insertados entre November y December, mientras que Februarius pasó a ocupar el segundo lugar en el orden de los meses. Este calendario llegó a ser entonces exclusivamente solar
(2/tomo 10, p. 709).


3) Por otra parte, el comienzo del año, que era el primero de Martius (primer mes del primitivo calendario romano), pasó a ser el día primero de Januarius, y el equinoccio de primavera fue colocado en el 25 de Martius, que es donde estaba en tiempos de Numa Pompilius; pero aquí se equivocó Sosígenes; porque, en lugar de fijar este equinoccio en dicho día 25, debería haberlo fijado en el día 24 ó 23, que es donde correspondía a la hora de hacer esta reforma (3/29, 71).

4) A partir de este año de confusión, el mes Mercedinus quedó suprimido;
al año se le asignaron 365,25 días, en lugar de los 355 que tenía antes (es decir, quedó como era de promedio cuando se agregaba correctamente el mes Mercedinus) y se dispuso que, cada cuatro años, se añadiera un día al mes Februarius (3/26-27).

5) Los días del año quedaron distribuidos de la forma siguiente entre los doce meses: 31 días para cada uno de los meses impares, y 30 días para los meses pares, excepto Februarius, que sólo tendría 30 días cuando el año tuviera 366; es decir, cada cuatro años; en los años múltiplos de 4; en los demás años sólo tendría 29 días (2/tomo 10, p. 709).

6) He aquí cómo era el año antes de la reforma de Julio César (año 707 de Roma), cómo fue el año de la reforma (año 708), y cómo quedó el año después (año 709); este año corresponde al año 45 a. C.; el día 1° de este año se inauguró la reforma juliana (3/27).

Año 707 Año 708 Año 709 (45 a. C.)
Januarius Januarius Januarius 31 días
  Februarius Februarius 29
  Mercedinus  
Martius Martius Martius 31
Aprilis Aprilis Aprilis 30
Maius Maius Maius 31
Junius Junius Junius 30
Quintilis Quintilis Quintilis 31
Sextilis Sextilis Sextilis 30
September September September 31
October October October 30
November November November 31
  Mes de 33 días  
  Mes de 34 días  
December December December 30
Februarius    
Total de días del año = 365

7) Al año siguiente de ser inaugurada esta reforma (año 710 de Roma, 44 a. C.), Julio César fue asesinado, por lo que el cargo de Sumo Pontífice pasó a Marco Emiliano Lépido; corno el calendario estaba siempre bajo la autoridad de los pontífices, éstos aplicaron mal la ley dada por Julio César referente al día que había que añadir cada cuatro años; añadían un día cada tres años; esto dio lugar a un nuevo desequilibrio del calendario, corregido más tarde por el emperador Augusto, quien llegó a ser Sumo Pontífice a la muerte de Lépido en el año 12 a. C. (2/tomo 46, p. 343) y (3/27).

E) Reforma de Augusto:

1) Desde la muerte de Julio César, en el año 710 de Roma, hasta el año 746 (año 8 a. C.), habían pasado 36 años; como venían añadiendo un día cada tres años, en lugar de cada cuatro, resulta que, en esos 36 años, habían aumentado 12 días, en lugar de 9; por tanto, siendo ya, Augusto, Sumo Pontífice, ordenó que, durante doce años, no se añadiera ningún día suplementario a Februarius; de esta manera, la reforma realizada por Julio César empezó a regir desde el año 758 de Roma
(5 d. C.) (3/72-73).

2) Por lo que se refiere a la distribución de los días entre los doce meses del año, ésta fue variada por Augusto, que alteró el orden tan sencillo establecido por Julio César; en efecto, concedió el Senado 31 días al mes que tomó el nombre de Augusto (Agosto), con el fin de que fuera igual al que tomó el nombre de Julio César (Julio), dado por Marco Antonio, en honor de César; Para lo cual quitó ese día a Februarius, que quedó con 28 días, y 29 cada cuatro años; por otra parte, para que, al hacer eso, no quedaran tres meses seguidos de 31 días, se quitó un día a September y a November, y se dieron a October y a December; así, el calendario establecido por Julio César, fue puesto por Augusto tal como nosotros lo hemos heredado (2/tomo 10, pp.
708-709):

'Poco después de la muerte de César, el cónsul Marco Antonio, por medio de un edicto, hizo que el mes ulntilis tomara el nombre de llulius en honor a julio César, que había nacido en tal mes; y en el año 27 a. C. se decretó que el mes Sextilis tomara el nombre de Augusto en honor del emperador Octavio, por haber éste puesto fin a las guerras civiles en dicho mes.
"Con ello el año quedó en la forma que actualmente tien e."
(13/10).

.......................................NOTA

El Libro contiene 151 Páginas, Para contactar con El Autor Enviar un E. Mail.

 

Página n9

...... Cont.....

 

Depósito Legal © Nº. M-20158-2004

 

BIOGRAFÍA

Para contactar con Pedro de Felipe del Rey
podéis Llamar al Telf.
Colmenar Viejo
Madrid 28770
E. Mail pedro"@"colmenarviejo.biz

Volver a Libros

Volver a Libros Mi Gran Amigo Francisco Revelles